FIRMAS
  SS. MM Los Reyes
de España
  Santiago de Ybarra
  Alejandro
Royo-Villanova
  José María Bergareche
  Alfonso
Dominguez-Guilarte
  Carlos Roldán
  Sansón (Viñeta)
  José Luis Rodríguez Zapatero
  Ramón (Viñeta)
  José Manuel Fernández Santiago
  Juan Vicente Herrera
  Peridis (Viñeta)
  Francisco Javier León de la Riva
  Mingote (Viñeta)
  Heliodoro Gallego Cuesta
  Antonio Vázquez Jiménez
  Orcajo (Viñeta)
  Pedro Arahuetes García
  Ramiro Ruiz Medrano
  Enrique Martín
  Fernando Martínez Maillo
  Javier Santamaría
  José María Aznar
  Juan José Lucas
  José Jiménez Lozano
  César Alonso de los Ríos
  Félix Antonio González
  Fernando Herrero
  Guillermo Díez
  Lorenzo Martínez Duque
  José Antonio Zarzalejos
  Ángel Arnedo Gil
  José Antich
  Javier Moreno
  Álex Grijelmo
  Rogelio Rodríguez
 
 
FIRMAS
.
Universal y cercano
josé luis rodríguez zapatero presidente del gobierno
.

Felicitar a El Norte de Castilla por su siglo y medio de vida no es, en el caso de este presidente del Gobierno, una cuestión de mero protocolo, sino una cuestión personal. Aunque me siento muy vinculado a León, yo nací en Valladolid. Y debo decir que además procedo de una familia de editores de prensa: mi tatarabuelo Agapito fue copropietario del entonces jovencísimo El Norte de Castilla, un diario que desde el 17 de octubre de 1856 ha sobrevivido a todos los avatares de la historia de España. Asombrosa hazaña, pero las tierras de Castilla y León acostumbran a producir ciudadanos recios y sensatos. Por fuerza, el diario de la capital, decano de la prensa española, tenía que reflejar esa forma de ser, esa capacidad de resistencia.
Tengo en mi poder un pequeño tesoro. No hace mucho, El Norte de Castilla me regaló la portada del día de mi nacimiento, el 4 de agosto de 1960. En ella se recogían dos acontecimientos: el presidente Richard Nixon visitaba Hawai y un periodista entusiasta daba fe del gusto de los madrileños por la sierra. Universal y cercano, así era el periódico casi cinco décadas atrás. Y con ese espíritu continúa. En 150 años de historia, este diario nunca ha olvidado la primera obligación de la prensa regional: recordar que el progreso local, la prosperidad de nuestros vecinos y de nuestras industrias solo son posibles si se apoyan en una comprensión del mundo exterior, del que nos lleva más allá de las fronteras inmediatas, sean autonómicas o nacionales.
Este diario, como todos los diarios, es un testigo implacable de la historia, un testigo que dinamiza, necesariamente, el tira y afloja sobre el que se construye cualquier avance social y económico, cualquier paso en la senda del progreso. Porque un diario solo es, en el fondo, un instrumento donde el poder de los ciudadanos se mide con la capacidad del Gobierno, de cualquier gobierno, para dar respuesta a sus demandas.
Un siglo y medio de vida da para mucho. Las páginas de El Norte de Castilla han relatado mil y una historias, cercanas o lejanas, pero ninguna ajena. Gracias a la sensibilidad de las grandes plumas que han pasado por él, este periódico siempre ha estado atento a la oportunidad de atrapar en sus columnas lo que realmente interesaba a sus lectores. Francisco Umbral, Jiménez Lozano y, por supuesto, el entrañable y ya octogenario Miguel Delibes han escrito en El Norte de Castilla. El Grupo Vocento ha utilizado el 150 aniversario del periódico para otorgar a Delibes el Premio a los Valores Humanos. Quiero aprovechar la oportunidad que me dan estas líneas para sumarme al homenaje y destacar lo que todos los españoles de hoy debemos a hombres como don Miguel, director de este periódico en años difíciles, marcados por la censura y la escasez que llevó a muchos castellanos a buscarse el pan en Europa.
Delibes dijo en una ocasión que él es «como un árbol, que crece donde lo plantan». Creció aportando dignidad desde la dirección de este periódico; creció sembrando palabras en libros frescos y hermosos, bajo cuya sombra se sigue cobijando mucha gente, buena gente. Delibes sembró el amor a esa lengua, el castellano, que hoy nos sirve como elemento integrador de todas las comunidades de España. Por eso creo que se alegra infinitamente cuando observa que ahora ha llegado el momento de convertir el castellano, la industria del castellano, en una semilla de prosperidad para Castilla y León.
«La lengua es la mejor de todas las inversiones», dijo Camilo José Cela al abrir en 1997 el Primer Congreso de la Lengua Española. Es una declaración muy pertinente en una región que cuenta con ocho periódicos centenarios. A buen seguro, ellos alentarán, con El Norte a la cabeza, el esfuerzo por convertir el castellano en una industria cultural. Hace casi un siglo que Miguel de Unamuno soñó una Castilla y León convertida en tierra de «universalidad» a través del idioma. Ya no es un sueño, sino un objetivo. Como ya no es un sueño, sino un proceso en marcha, convertir esta antigua tierra de emigrantes en una tierra de paz, integración y economía suficiente. Afortunadamente, contaremos con El Norte de Castilla para que, como siempre durante los últimos 150 años, observe, critique y apoye el esfuerzo por conseguirlo, el mío y el de todos ustedes.

.
Firmas
  • Miguel Ángel Cortés
  • Juan Saldaña
  • Mario Amilivia
  • Encarnación Redondo
  • Julián Lanzarote
  • Miguel Rodríguez
  • Artemio Domínguez
  • Alejandro García
  • Jesús Viejo
  • Fernando Peñas
 

© El Norte de Castilla
El Norte de Castilla Digital S.L. B-47468152
C/ Vázquez de Menchaca 10, Polígono de Argales, 47008 Valladolid
Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.