|
|
|
|
|
|
|
 
ENTREVISTAS
  Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid
  Eleuterio Gordaliza, Secretario General de ASPRIVA
  Ramiro Ruiz Medrano, Presidente de la Diputación de Valladolid
  Antonio Silván, consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León
  Pedro Arahuetes, alcalde de Segovia
 
 
Entrevista
francisco javier león de la riva | alcalde del Ayuntamiento de valladolid
.
«No hay un Consistorio que haya
apostado tanto por la vivienda pública»
.

«Con el desarrollo del proyecto de Rogers, la ciudad cambiará por completo»

«El Valladolid Arena es otra apuesta firme para la presente legislatura»

«El plan de actuaciones del Ayuntamiento contempla que en todos los barrios metamos la piqueta»

...................................

 

 

Francisco Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid. / A. E. Caño

DESPUÉS de su última decepción –«la llegada del AVE a Valladolid sin soterrar»–, Francisco Javier León de la Riva retoma su ilusión cuando habla de las soluciones que el consistorio vallisoletano ha adoptado para solucionar el problema de la vivienda en el municipio. «Retaría a cualquiera a que me mostrase un Ayuntamiento de nuestro tamaño que haya hecho una apuesta por la vivienda pública como el de Valladolid en los últimos doce años», afirma orgulloso.

–¿Cuál es la primera valoración que hace desde la puesta en marcha del AVE Valladolid-Madrid?
–Estoy satisfecho con que el AVE haya llegado a Valladolid, y aunque sigue habiendo deficiencias, las entiendo como normales. Pero el momento de hacer el primer balance será a los seis meses desde su puesta en funcionamiento.
–El flujo de madrileños hacia Valladolid y de vallisoletanos hacia Madrid ¿es el que esperaban?
–No en la intensidad que debiera porque hay un fallo fundamental: el último tren de Madrid a Valladolid sale muy pronto. Ya hemos iniciado conversaciones con los responsables para solicitarles uno que salga de la capital madrileña entre las 22.00 y las 22.30 horas; esa es una de las razones por las que son más los vallisoletanos que van que los madrileños que vienen.

–¿Confía en que el tren llegará soterrado algún día a Valladolid?
–Es la gran incógnita. Es algo que estaba en los papeles de la firma del convenio desde el primer momento, y el que diga lo contrario, miente, pero el soterramiento ha sido postergado por los intereses electoralistas del señor Rodríguez Zapatero, que ha querido traer el tren en superficie antes de las elecciones del 9 de marzo. Nosotros seguimos diciendo que no es cierto que hubiéramos tardado tres años más en traer el AVE, sino que tan sólo hubiéramos tardado tres minutos más por viaje de haber mantenido el tren en superficie con el trayecto actual, mientras se realizaba el soterramiento. Ahora, se ha hecho una inversión muy alta y se van a retrasar las obras de forma notable, aunque al final el tren llegará soterrado, cosa que no dudo.

–¿Para cuándo conoceremos algo más sobre el proyecto Rogers?
–Los técnicos del Área de Infraestructuras y Urbanismo han mantenido una reunión con los técnicos de Rogers en Madrid. El procedimiento es el siguiente: la Sociedad Alta Velocidad encarga la modificación del Plan General al Estudio Rogers, éste debe presentarlo a lo largo de este mes ante la Sociedad, que deberá aprobarlo y remitirlo al Ayuntamiento para que, finalmente haga la aprobación definitiva. Por lo tanto, no podemos dar ni un paso hasta que la Sociedad Alta Velocidad –presidida por el Secretario de Estado de Fomento– no tenga conocimiento del proyecto. Sí es cierto que los técnicos de Urbanismo, para ganar tiempo, están colaborando con los de Rogers para subsanar las posibles deficiencias antes de que se produzcan.

–Con el desarrollo de este proyecto, ¿cambiará tanto la ciudad?
–Sin duda ninguna. Históricamente, Valladolid ha tenido dos barreras: el río y el tren. El primero está prácticamente superado –este año llevamos en presupuestos la construcción de otro puente y una nueva pasarela peatonal–, y tengo el compromiso del presidente de la Confederación Hidrográfica de que en 2008 sí va haber dinero para actuar en las riberas del Pisuerga. Nos queda la barrera del tren, y desgraciadamente vamos a quitar una y vamos poner otra por la ‘habilidad’ de la presidenta del Grupo Municipal Socialista y sus presiones en el Ministerio de Medio Ambiente para que, la variante de mercancías, en lugar de ir más allá de Laguna, entre en la Ronda. Pero es un mal menor.

–¿Qué obras serán importantes para Valladolid en el presente año?
–A nivel ciudad, hay compromisos que son imparables durante esta legislatura: el Palacio de Congresos, la Ciudad de la Imagen y los talleres del Pilar. Para estos últimos, ya hay una fundación privada constituida para dar un impulso a este tema; en cuanto al Palacio de Congresos, mantenemos un ‘contencioso’ con el presidente de la Junta, que dice que el Centro Cultural Miguel Delibes es una gran inversión, cosa que yo corroboro y agradezco, pero no es un palacio de congresos ni lo será nunca. Por lo tanto, Valladolid exige un palacio de congresos, porque no creo que seamos menos importantes que otras ciudades de la región. Y en cuanto al Palacio de la Imagen, éste saldrá adelante.

–¿Y el Valladolid Arena?
–Es fundamental. Es otra apuesta para esta legislatura. Me gustaría que se desbloqueara definitivamente este año, y dejemos de ponernos unos y otros palos en las ruedas. Afortunadamente, el Ayuntamiento, salvo IU, está en bloque, y la Diputación de Valladolid, también. A ver si solventamos las pegas que ponen desde otras administraciones.

–¿Dónde se construirá la Ciudad de la Justicia?
–La apuesta inicial, por comodidad, es en el entorno del Colegio de El Salvador. Pero no es una competencia nuestra, pero estaremos dispuestos a colaborar para tratar de dar una solución.

Obras en los barrios
–En esta legislatura, ¿cobran protagonismo las obras en los barrios?
–Realmente, el plan de actuaciones previstas por el Ayuntamiento para esta legislatura contempla que en todos los barrios meteremos la piqueta.

–¿Qué pasa con la apertura de la planta de residentes en Portugalete?
–No es cierto que se esté demorando. Ahora, los adjudicatarios tienen que presentar una serie de papeles y pagar para poder aparcar en su plaza.

–Con este parking, ¿se resuelven los problemas de aparcamiento en la ciudad?
–No, ni con éste ni con el de la Antigua ni con tantos otros. El problema del aparcamiento se resolverá el día que nos concienciemos de que en el casco histórico sólo deberían entrar con su coche los vecinos que vivan en ese espacio, mientras los demás hacen uso del transporte público. Y aún así, teniendo en cuenta que en algunas familias hay más de un coche y vivimos en una ciudad diseñada cuando no había automóviles, el problema será permanente. La solución pasa por seguir abriendo agujeros e ir enterrando más coches.

–¿Cuáles son las soluciones en materia de vivienda?
–Retaría a que me mostrasen un Ayuntamiento de nuestro tamaño que haya hecho una apuesta por la vivienda pública como el de Valladolid en los últimos doce años. Recientemente, hemos aprobado el Plan Parcial La Florida donde el 50% de las viviendas se presenta en régimen de protección. Además, el Ayuntamiento de Valladolid sacó la totalidad de sus parcelas en Villa de Prado para viviendas en régimen de protección, sin olvidar que la vivienda no es una competencia municipal –las soluciones de los problemas son competencia de la Junta y de la Administración central–. Pero en este tema, como en tantos otros, el consistorio vallisoletano va por delante de otros ayuntamientos.

–Los Santos-Pilarica, ¿añade soluciones en esta materia?
–Este plan parcial tiene un montón de parcelas en régimen de protección. Al tiempo que se está rematando la urbanización, se van a construir las viviendas.

–¿Le preocupa la crisis que está atravesando el sector?
–Sí, y no sólo la crisis del sector, me preocupa la crisis económica que se está viviendo en España y la parálisis del Gobierno de Zapatero.

–¿Qué recuerdos le trae a la memoria la celebración del centenario de la Casa Consistorial?
–Como nací en la Acera de Recoletos, conozco muy bien esta casa. Recuerdo que acudía con mi padre para ver, durante la Semana Santa, una exposición de miniaturas de pasos que se disponían en torno al patio central del Ayuntamiento, o cuando venía con mi tío a montarme en el camión de bomberos. Por eso, vamos a hacer el reconocimiento que se merece, y organizar actividades para conmemorar el centenario. Incluirá, además, una reforma de esta casa en algunos aspectos.

–¿Su mayor alegría y decepción?
–Mi mayor decepción ha llegado de la Alta Velocidad no soterrada; y en cuanto a alegrías, me remito siempre a una: el Programa de los Huertos Ecológicos que tenemos en la finca del INEA, que permite que 450 jubilados y sus familias disfruten de esos huertos.