PROGRAMA PARA HOY
PALMARÉS
 

>> SECCIÓN OFICIAL


>> PREMIOS TIEMPO DE HISTORIA | SECCIÓN OFICIAL | (Patrocinados por el Norte de Castilla)

>> PREMIOS DEL PÚBLICO
(Organizados por El Norte de Castilla)


>> PREMIOS DE LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE LA PRENSA CINEMATOGRÁFICA (FIPRESCI)

DE INTERÉS
  Precios
  Horarios de Taquilla
PARTICIPA
  Foros
  Chats
Palmarés Ediciones Anteriores
  · 48 edición
  · 47 edición
  · 46 edición
OTROS FESTIVALES DE CINE

 

<< volver
 

EL HOMENAJE

IMANOL URIBE

«VER ESTE CICLO HA SIDO COMO IR AL PSICÓLOGO»

Imanol uribe cumple ese año sus bodas de plata en el cine desde que rodara ‘El proceso de Burgos’. un matrimonio en el que ha habido «de todo, como en cualquier otro», pero que mantiene la pasión para llegar a las de oro

TO

Santiago Martín. Valladolid

El director vasco Imanol Uribe, a quien la Seminci dedica este año un ciclo./ Gabriel Villamil.
Trece películas, una sesión de prácticas y otra de cortometrajes. La Seminci ofrece la oportunidad de revisar la filmografía completa de Imanol Uribe. Algo que ni el propio director había hecho hasta que el festival vallisoletano decidió ofrecerle este homenaje.
–¿Cómo ha sido preparar el ciclo y revisar toda su obra, volver la vista atrás hasta los inicios?
–Cuando me llamó Fernando Lara me sentí halagado, pero preparar el ciclo es también una gran responsabilidad, por la intensidad con que lo hace la Seminci.
–¿Le costó asumir esa responsabilidad?
–Ha sido casi como sentarse en el diván del psicólogo; de hecho al principio casi me arrepiento. He tenido que volver a ver todas mis películas, cosa que con algunas no había hecho. Pero me ha valido para reflexionar. He podido apreciar muchos matices, realizar una completa catalogación de mi trabajo.
–¿Qué impresión produce repasar la propia obra quince o veinte años después de su gestación?
–Volver a ver mis películas me ha hecho cambiar la valoración de alguna; me parece que unas han resistido mejor que otras el paso del tiempo, y han ganado con el mismo. Otras no lo resistieron.
–Y en ese repaso, ¿alguna se le ha caído, le ha hecho pensar ‘me gustaría cambiar esto’?
–¡Uf! En el libro que ha escrito Javier Aguirresarobe hay un capítulo que se titula ‘Mejor olvidarla’ (el dedicado a la película ‘Adiós, pequeña’), así que calcule…
–¿Y las prácticas de la Escuela?
–Esas no las he visto, y creo que no quiero verlas.
–Entre las que se han mantenido bien estarían…
–Sin duda, ‘El proceso de Burgos’.
–’La muerte de Mikel’ creo que tampoco ha perdido un ápice de su valor, aunque quizás en su momento resultara más arriesgada que ahora.
–También se ha mantenido, aunque quizás hoy inspire otras lecturas, distintas a las que tuvo en su momento.
–Usted cumple sus bodas de plata con el cine, si contamos a partir de ‘El proceso de Burgos’. ¿Cómo ha sido ese matrimonio?
–Como todos, con cosas buenas y malas, pero con ganas de seguir.
–¿Y de llegar a las bodas de oro?
–Si el tiempo lo permite.
–Sus hijas son muy dispares, desde ‘El proceso…’ a ‘El viaje de Carol’ pasando por ‘Días contados’, ‘Bwana’ o ‘El rey pasmado’. ¿En qué se ve que son todas del mismo padre?
–Creo que el rasgo común es el interés por la intolerancia, que se expresa de distintas formas, en distintos momentos. Pero también es verdad que cuando entro en un proyecto nuevo me gusta moverme, alejarme del anterior. Ahora estoy trabajando en ‘La princesa de Éboli’.
–¿Irá en la línea de ‘El rey…’?
–No, no tiene corte de comedia.
–¿Le gustaría decir algo a quienes vayan a ver su ciclo esta semana?
–No creo que deba hacerlo; son obras acabadas, hechas y lanzadas al mundo para que se vean, y yo no debo ya añadir nada más.

<< volver