CONTENIDOS
 
Pagina principal
 

Especial 150 aniversario

[El esfuerzo de los trabajadores que han pasado por el diario para ofrecer a los ciudadanos los ecos de la sociedad en la que viven
] >>

 

17 de octubre de 2006

[Actos conmemorativos
del 150 aniversario de
El Norte de Castilla presididos por Sus Majestades los Reyes
] >>

 
[Presentación] 150 años >>
[Publicaciones] >>
[Exposiciones] >>
[Conferencias] >>
[Conciertos] >>
[Entrega de la Medalla de Oro de las Cortes] >>
[Entrega de la Medalla de Oro de la provincia de Valladolid] >>
El Ayuntamiento concede la Medalla de Oro a El Norte de Castilla >>
[Premio Periodístico
El Norte de Castilla]
>>
· Campenato
regional de Mus
>>
[Homenaje a las Corporaciones
Municipales]
>>
[Visita de Zapatero
a El Norte]
>>
[Fiesta conmemorativa de los 150 años de El Norte de Castilla en Palencia ] >>
[Ayer y hoy
en El Norte de Castilla]
>>
[Otras actividades] >>

CARTELES EN PDF

ACCEDE A TODOS LOS CARTELES >>

 

<< Volver 

|Celso Almuiña| Catedrático de Historia Contemporánea

«Valladolid es de las pocas ciudades de Europa con prensa desde hace 150 años»

El profesor de la UVA inaugura mañana en el Aula de Cultura de El Norte de Castilla
un ciclo de conferencias sobre el siglo y medio de existencia del periódico

V. M. N. valladolid

El siglo y medio de existencia de EL NORTE DE CASTILLA tendrá su particular celebración en el Aula de Cultura del periódico. Celso Almuiña, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Valladolid, inaugura este ciclo con la conferencia titulada ‘Periodistas y periodismo vallisoletano en los últimos 150 años’.

–¿Qué caracteriza a la prensa de Valladolid en estos 150 años que va a abordar?
–Valladolid es la ciudad de España, en este momento, y una de las pocas de toda Europa que tiene prensa ininterrumpida desde hace 150 años, me refiero a EL NORTE. En Valladolid hay prensa desde el siglo XVIII, el ‘Diario Pinciano’ (1787). Junto con Zaragoza, son las dos capitales de España –salvo Madrid y el arco Mediterráneo– que tienen periódicos en el XVIII. Además Valladolid es la única que tiene desde 1856 hasta nuestros días un diario de forma ininterrumpida.

–¿De los precios del cereal al parlamentarismo autonómico qué ha movido a la prensa de esta tierra?
–El elemento fundamental desde mediados del XIX son los intereses de la burguesía harinera. Es un grupo en torno al cereal, al Canal de Castilla y al ferrocarril. Hay una revolución económica, paralela e incluso más modernizada que la industria textil catalana. En Valladolid y Medina nace una burguesía de transformación muy potente que defiende sus intereses regionales. Los intereses del cereal llegan hasta que Valladolid comienza a industrializarse. Pero en el siglo XX, durante la Dictadura de Primo de Rivera, con la Segunda República y el Franquismo, son intereses sacrificados al servicio de otras industrias.

–¿Y qué la mueve hoy?
–Ha habido una revolución en los medios en torno a la década de los ochenta, la de las nuevas tecnologías. Los otros medios además obligan a hacer grandes inversiones y crear sinergias a través de potentes grupos de comunicación. Los periódicos a cuerpo libre van quedando en provincias pequeñas y me temo que se integrarán en otros grupos mayores, porque si no, la competencia es imposible. Ese es el gran cambio.

–Y en el estado autonómico ¿quién debe más a quién, el parlamento autonómico al periodismo regional o viceversa?
–EL NORTE está al servicio de Castilla desde su inicio, lo que ocurre es que el interés de Castilla y León, el cereal, ha quedado en lugar secundario. La agricultura, gracias las subvenciones, ocupa cierto papel y con la concentración de la población en núcleos urbanos conforman los cambios de intereses desde el punto de vista económico. Hoy la comunidad tiene otros intereses. En el PIB regional la industria del automóvil o la minería se han impuesto a la agricultura y los medios se adaptan a la nueva realidad.

–¿Puede dar una pincelada de cabeceras en la ciudad durante este siglo y medio?

–En 1787 nace el ‘Diario Pinciano’, un periódico ilustrado, lo que llamaban un periódico sabio, bastante bien hecho para la época. En la Guerra de la Independencia hay dos muy interesantes: la ‘Gaceta de Valladolid’ y el ‘Diario de Valladolid’, que son periódicos afrancesados por convicción. El director y redactor de ‘Diario’, Antonio Peña, era un liberal convencido. Tuvo que huir al final por la presión popular, porque había pasquines contra él. Uno decía «señor gacetero no sea usted novelero y díganos para bien o para mal que es lo que pasa en Portugal». Las tropas galas estaban cerca de Lisboa y la gente no se lo creía. A mediados del XIX, en 1856, nace EL NORTE, el 17 de octubre, que es la fusión de dos periódicos, ‘El Avisador’ y ‘El Correo de Castilla’. Los primeros dos meses sale en días alternos y, a partir de diciembre, diario, de ahí que sea el decano de la prensa española. Como empresa, ‘El faro de Vigo’ es año y medio más antiguo pero no se convierte en diario hasta 1876.

–¿Quién es el competidor fuerte?
–El gran problema de la prensa de Valladolid es la competencia de Madrid. Desde que llega el ferrocarril, la distribución es fácil. Hay que pensar que en los años ochenta el periódico más vendido en Castilla y León era ‘El País’, el 12% mientras que EL NORTE estaba en un 10,5%, algo que no ocurre hoy. El segundo gran enemigo cara al periódico regional es la prensa provincial. Es una región de largas distancias, capitales pequeñas, y dificulta penetrar en ámbitos rurales.

–¿Qué periodo de efervescencia periodística destaca y es coincidente con la actividad política?
–EL NORTE ha ganado siempre dinero. La época dorada es durante la Restauración, el último cuarto del siglo XIX. Ahí con un esfuerzo mínimo y dando información sobre cereales ganó mucho dinero. La época más difícil fue la Dictadura de Primo de Rivera porque EL NORTE era propiedad de Santiago de Alba que había sido ministro de Asuntos Exteriores en el desastre de Annual y quiso comprar el rescate de los prisioneros, algo inadmisible desde el punto de vista del Ejército. Así que los militares le convirtieron en su bestia negra, pese a ser un gran político. En la Dictadura le sometieron a una censura muy estrecha. Durante la República, al periódico le va bien y el momento crítico es el de 1939, al término de Guerra Civil. La enemistad con el ‘Diario Regional’ es total. Publica unos artículos incendiarios contra El NORTE. El ‘Libertad’ también quiere acabar con él, por ideología y para quedarse sin competencia. Cossío se vuelve muy de derechas tras la Guerra y algunos dicen que eso salva a EL NORTE. Pero yo creo que lo que le salvó fue el esquema del régimen de Franco que, para aparentar libertad de prensa, crea tres grupos: Los periódicos en manos del movimiento, en manos de católicos y el de empresa, que en Valladolid está representado por El NORTE.

 

«Cumplir un siglo y medio es casi un milagro»

 

–¿Llegar a centenario es este negocio es un milagro o una demostración de saberse adaptar a los tiempos?
–A centenario no es tan difícil, hay varios. Pero llegar a 150 años es casi un milagro. Los diarios se han ido adaptando a las distintas competencias por la publicidad, con la radio y la televisión y hoy el soporte electrónico. Es un continuo buscarse un espacio, que creo que hay, pero tienen que estar con el ojo avizor para captar publicidad y buscarse esa adaptación y está en momento crítico, en cuanto a que soportes electrónicos no han irrumpido con fuerza.

 

<< Volver 

 

 
© Copyright El Norte de Castilla
El Norte de Castilla Digital S.L. B-47468152
C/ Vázquez de Menchaca 10, Polígono de Argales, 47008 Valladolid
Inscrita en el Registro Mercantil de Valladolid
Tomo: 933 Libro: 0 Folio: 115 Sección: 8 Hoja: Va-12169 Inscrip:1